José María y Carlos en “ABC”

Para la presentación del disco "Sin Crédito" José María Granados y Carlos Rodriguez estuvieron en ABC. Os ofrecemos la entrevista realizada y un video de "Como aquella de los Kinks" grabado en la redacción en formato acústico.

"El recorrido vital de la banda Mamá ha sido ciertamente extraño. Formaron parte de la primera y refrescante oleada de grupos españoles de pop en los primeros años ochenta, pero desaparecieron justo cuando aquella Movida estaba a punto de eclosionar. Abandonaron el camino que siguieron Nacha Pop, Los Secretos… pero les dio tiempo a formar parte de conciertos históricos del momento, grabar dos LP’s y a dejar canciones que dejaron huella indeleble, como «Chicas de colegio».

Tras varios reencuentros fugaces, en el 2009 retomaron junto la carretera y ya han editado cuatro discos de atemporales canciones, llenas de fuerza y estribillos redondos. José María Granados (voz y guitarra) y Carlos Rodríguez estuvieron en la redacción de ABC para hablar de su nuevo álbum, «Sin crédito» (Rockindiana), y grabar un acústico de su primer single «Como aquella de los Kinks». ambos podrán escucharse también el próximo viernes, 18 de octubre, en la sala Moby Dick, de Madrid.

-¿Se acaba el crédito?

-José María Granados: El título tiene referencias amplias. En primer lugar a la situación que se vive, que estamos todos ya sin crédito, y también es una historia de amor, como es muy habitual en los discos de Mamá. Habla de una relación que no puede salir adelante porque no hay dinero. Es una forma de referirnos a la situación actual, pero de una forma indirecta. Y además porque para grabar el disco utilizamos el método de financiación por entregas, porque hoy no hay nadie que se crea ni a la música ni a nosotros.

-¿Cómo fue esa manera de financiación?

-J.M.G: Cuando sacamos el disco anterior, «Segundo asalto», comprobamos que la música se consume cada vez más rápido, y que después de un gran esfuerzo, la gente pincha el álbum y se olvida, y te quedas un poco noqueado. Intentamos buscar una forma de financiación que no era exactamente el crowdfunding, sino proponer a la gente que se apuntara a unas entregas que íbamos a dar mensualmente. El que se apuntaba recibía dos canciones al mes, desde enero hasta junio, más una que no iría en el disco, con sus portadas, sus letras… y a través de Facebook la gente iba dando sus opiniones. Al final regalábamos el disco también físico, y un concierto para aquellos que habían colaborado. De esa forma también el público se sabía las canciones, lo que nos permitía de entrada tocar el álbum entero,

-Carlos Rodríguez: Esto también nos permitía trabajar los temas de otra manera. Haciéndolos de dos en dos cada mes, no era como hacer de golpe quince canciones, y tratas cada una como si fuera un single.

-¿Qué tal fue respuesta?

-C.R.:. Bien, desde el primer momento hubo bastante gente que se apuntó.

Carlos Rodriguez y Jose Maria Granados en ABC

Historia atípica

-Está claro que hay que inventar nuevas fórmulas. De alguna forma, Mamá se dirigía así a sus fans de toda la vida…

-C.R.:También hay gente nueva que se apunta. Hay gente que nos sigue desde los años 80 y gente que no.

-J.M.G.: Tenemos una historia muy atípica. Nos separamos en el año 82, con los cual no ha habido un seguimiento. Nos hemos vuelto a juntar en el 2009, pero la idea de juntarnos fue para hacer discos. Y estamos locos, porque ahora nadie hace discos, pero es que si no, yo no le vería mucho sentido a esto. Nos hemos juntado para hacer las canciones que en su momento no hicimos.

-C.R.: De hecho hemos sacado más discos ahora que en la primera etapa.

-¿Y cómo se sienten ahora que llevan más tiempo juntos que al principio?

-J.M.G.: Lo importante es que nosotros nos lo pasamos bien y además enlazamos conciertos. No sé por qué extraña magia, pero al hacer el orden de las canciones que vamos a tocar en directo, no importa que estén juntas las antiguas y las de ahora.

-C.R.: Hace poco estuve leyendo cosas sobre los Stranglers, que empezaron antes de los 80, porque yo los vi en el Alcalá Palace en el 78. Fue un grupo que, cuando llevaban tres años, hicieron un cambio y se hicieron más culturetas. Por aquel entonces las bandas cambiaban muy rápido su sonido.

-J.M.G: Gabinete Caligari empezó siendo un grupo siniestro en su primer EP, y luego pasaron al rock torero. Eso solo se lo podía uno permitir en los años 80 o 81, ahora te echan a los perros. Nosotros creo que intentamos algo así entre el primero y el segundo disco, y no nos salió, o nos salió fatal, y entonces decidimos dedicarnos a hacer otras cosas. Ni nos planteamos si el grupo tenía que seguir o no. En la brecha

-Llegaron a arrepentirse de no haber aguantado un poco más, que fue cuando llegó el éxito para los grupos de aquella época.

-J.M.G.: No sé, las cosas son como son. Ahora tengo mogollón de años, y hay muchas cosas que el tiempo te hace valorar de otra manera. Es una alegría poder estar haciendo estas cosas ahora.

-A lo mejor si hubieran continuado ahora no estarían juntos….

-C.R.: Si nos quemamos en el año 82, imagínate si hubiera ocurrido en los 90, no nos hubiéramos vuelto a dirigir la palabra.

-La forma de componer, las historias… ¿han cambiado o se mantienen igual a como era entonces?

-J.M.G.: Yo siempre parto del concepto de canción. Tiene que ser pop, muy inmediata. No hay una fórmula, y no sé por qué hay canciones que gustan más a la gente que otras. Siempre me llevo chascos. En este disco pensaba que había temas que iban a gustar más, y luego pasa lo contrario. Pero lo importante es que se puedan tocar con una acústica. Luego ya, el cómo se va desarrollando, en eso te llevas muchas sorpresas.

-C.R.: Luego las tocas, y las que crees que tiene el gancho, la gente no lo ve así.

-Y cada vez cuesta más que la gente las escuche.

-C.R.: Es que no hay programas. Incluso en televisión. Ahora no hay nada.

-J.M.G.: Bajón tremendo, no hay ni tiendas de discos. Nosotros nos metíamos a través de la radio. Hoy no existen, y que no me digan de las radiofórmulas, porque tienen un mainstream muy determinado, para oírlo mi hija pequeña. Es todo lo mismo, «bum bum, bum», que me parece muy bien, pero no hay otra cosa.

Los comentarios están cerrados